El tan temido lunes, pobrecito, no nos ha hecho nada y sin embargo lo tenemos como si fuera un asesino en serie…

¿Ha sido un fin de semana duro? Tanta nieve, ir a la montaña, tapas por la tarde, cena y salir de copas el sábado; domingo de recuperación y ya, lo tenemos encima, ¡el inicio de la semana!

A veces sentimos que no tenemos energía suficiente para afrontar todo lo que nos pide el día. Los factores pueden ser múltiples:

  • Un aumento en las actividades realizadas a diario puede hacer que nuestro cuerpo, poco o nada acostumbrado al nuevo éxtasis de actividades, se resienta. Es normal, y a veces con unos pocos días de aclimatación es suficiente.
  • Una alimentación deficiente, un factor realmente importante, y es que es fundamental seguir una dieta equilibrada, conseguir administrar al cuerpo todos los nutrientes que necesita para su correcto funcionamiento. Esto incluye frutas, verduras, legumbres, carnes, pescados, pasta, arroz… de todo, la tan valorada y rica dieta mediterránea. Ahí reside gran parte de la responsabilidad de que nuestro rendimiento sea el adecuado.
  • Un descanso nocturno insuficiente, quizá no durmamos bien, por estrés, mil ideas que tenemos rondando la cabeza, proyectos, trabajo, problemas… las cosas a veces se acumulan, y da igual que contemos ovejas, que seguimos sin poder dormir. ¿Pero cómo? Unas buenas pautas de alimentación, evitar grasas antes de acostarse, evitar excitarnos antes de dormir con deporte u actividades estimulantes, con la ingesta de productos relajantes… todo esto da para otro tema que saldrá en breve por aquí.

Visto lo visto, el problema puede venir por muchas partes, todos dan como para escribir un gran libro, desarrollar el tema en profundidad, pero hoy lo dejaremos en un resumen.

Analizadas las causas, habrá gente que piense “Yo como bien, duermo bien y hago lo que siempre suelo hacer, pero nada…estoy que me caigo a media tarde ya”. Sí, también pasa, que no somos capaces de identificar el problema, y para ello, aparte de indagar algo más en la posible causa, tenemos soluciones que ayudan.

Los multivitamínicos, sí, aquí puede residir la salvación, que en palabras del Instituto Nacional de la Salud de EEUU son:

Los multivitamínicos/minerales son suplementos que contienen una combinación de vitaminas y minerales y, a veces, otros ingredientes. Se los conoce por diferentes nombres, como vitaminas múltiples, multivitamínicos o simplemente vitaminas. Las vitaminas y los minerales incluidos en los suplementos multivitamínicos/minerales cumplen funciones únicas en el organismo.

¿Qué significa esto? Los multivitamínicos son suplementos alimenticios destinados a aportar al organismo los nutrientes que necesita para su correcto funcionamiento. Vitaminas y minerales que el cuerpo usa para sus reacciones de obtención de energía, transformación de metabolitos, etc. Nutrientes que a veces no aportamos al cuerpo y que hacen que este se resienta. Por otra parte hay otros productos de este rango que incluyen estimulantes, productos destinados a activar el organismo, hacer que sintamos un poco “el chute” de energía para empezar bien el día. Las posibilidades son múltiples, pero cada uno tiene unos matices que hacen que sea más recomendable dar a una persona u otra, un producto específico.

Lo mejor, para acertar seguro, es acudir a la farmacia y que el farmacéutico, o un técnico, resuelvan tus dudas 🙂 Y por supuesto, nosotros recomendamos que vengáis con nuestro equipo humano, a la farmacia Lacadena, ¿donde sino? 😀

Alexandro Lacadena Gómez
En las redes

Alexandro Lacadena Gómez

Farmacéutico.
Responsable de la web y redes sociales de la farmacia. Encargado de colaboraciones con pruebas deportivas y equipos desde la ortopedia.
Alexandro Lacadena Gómez
En las redes