¡Corre Forrest, corre!

Seguro que todos recordáis la película de Forrest Gump y el momento en el que éste corre y rompe unos aparatos metálicos que lleva en las piernas. Pues eso es un bitutor, en este caso largo.

Y, ¿Qué es un bitutor?

Todos/as pensareis que es un aparato horrible que lleva un pobre niño, pero en realidad es un aparato que le permite estar de pie y caminar, cuando sus piernas no pueden hacerlo solas. Lo que son es dos Bitutorbarras metálicas paralelas a nuestro fémur y/o tibia para estabilizar y/o alinear nuestra pierna.

Quizá creáis que no se utilizan ya, pero no, es un tratamiento muy efectivo para la marcha y bipedestación en muchos casos.

¿Para quién?

Está indicado para debilidades musculares de miembro inferior, parálisis neurológicas, patologías neurológicas, secuelas de Polio o mielomeningocele. Y en muchas secuelas de traumatismos.

Pueden ser hasta la rodilla, pierna completa, e incluso con anclaje a cadera. Se hacen totalmente a medida, con lo que cada uno es diferente, se diseñan tanto en forma, como las articulaciones y materiales a utilizar, según las necesidades y características del paciente.

Tradicionalmente son de duraluminio y cuero, evolucionando a aluminio, termoplástico, titanio, fibra de carbono, etc… Muchas veces la elección la limita el tema económico, ya que es una órtesis con muchas horas de trabajo detrás y con muchos componentes que encarecen el aparato. La tecnología ha avanzado mucho, pero el acceso de los pacientes a ello es muy difícil (por desgracia).

Estos rositas son para una niña que va a poder caminar gracias a ellos 🙂

Bitutor

Jara Lacadena Gómez

Técnico ortoprotésico con más de 15 años de experiencia, formada en Barcelona y habiendo trabajado en varias ortopedias técnicas especializadas con taller a medida.
Auxiliar de farmacia especializada en dermocosmética, fitoterapia y gestión.
Jara Lacadena Gómez

Ultimas entradas de Jara Lacadena Gómez (ver todas)