En la actualidad es muy frecuente ver numerosos productos alimenticios que están enriquecidos con omega 3 pero, ¿sabemos qué es o qué importancia tienen los omega 3?

Empezaremos diciendo son unas grasas poli-insaturadas, es decir unas grasas saludables, compuestas por varios dobles enlaces esenciales denominados así porque no pueden ser sintetizados por el organismo humano, es decir la única forma de obtenerlos es a través de la alimentación.

Se clasifican en :

  • DHA: ácido docosahexaenoico. De origen animal es fundamental para el desarrollo del cerebro,  la memoria, la agudeza visual y por ello fundamental también en la alimentación de las embarazadas.
  • EPA: ácido eicosapentaenoico. De origen animal a nivel metabólico reduce la inflamación del hígado graso con lo cual reduce la tasa de triglicéridos en sangre y normaliza los niveles de colesterol
  • ALA: ácido alfa-linoleico. De origen vegetal , necesita convertirse en EPA o DHA para ser utilizado por el organismo.

Para poder alcanzar los niveles de Omega 3 necesarios para un  correcto funcionamiento de nuestro cerebro y corazón es necesario completar nuestra dieta con alimentos ricos en estas grasa poli-insaturadas como por ejemplo el pescado graso: anchoa, caballa, atún o de origen vegetal las nueces.

Actualmente hay en el mercado numerosos complementos alimenticios ricos en Omega 3 pero debemos asegurarnos de la calidad de los mismos. La materia prima de la que se nutren estos productos suele ser el aceite de pescado pero es importante el método de extracción y conservación del aceite ya que  en contacto con el oxigeno se deteriora fácilmente. Por otra parte no todos los pescados reúnen las condiciones de calidad necesarias. Recordemos que los pescados más  grandes, como el atún, suelen tener más probabilidad de contaminación por plomo o mercurio. En este aspecto los pescados pequeños como la anchoa nos ofrecen más garantía.

En farmacia tenemos un producto, OMEGAFORT  de Laboratorios Ferrer, que nos garantiza que su método de extracción del aceite de pescado es riguroso con los más altos estándares de calidad.

OMEGAFORT COLESTEROL, por ejemplo, además de los ácidos DHA y EPA añade en su composición esteroles vegetales o fitoesteroles  que interfieren en la absorción del colesterol en el intestino, y por lo tanto no pasa a sangre.  Añaden también un antioxidante, el resveratrol, capaz de proteger a nuestro organismo frente a los radicales libres causantes el envejecimiento de nuestras células.

También existen Omegafort piel, Omegafort concentración, y Omegafort menopausia pero de ellos hablaremos en otra ocasión.

Toña Castán

Toña Castán

Técnico en farmacia
Cuidando de los pacientes desde hace más tiempo que unas bodas de plata. Encargada de la parte de formación.
Toña Castán

Últimos artículos de Toña Castán (ver todos)