Con frecuencia escuchamos tanto en la farmacia como fuera de ella, lo poco apetecible que es ponerse unas medias compresivas para el cuidado y prevención de problemas varicosos, a pesar de ser la forma más eficiente y con nulos efectos secundarios de tratar esta patología.

Ya sea, por un diagnostico claro, o bien porque referimos a menudo tener las piernas cansadas, “pesadas” especialmente los meses de calor, la recomendación de ponerse unas medias es recibida con cierta “desgana”

El sistema venoso en las extremidades se divide en el profundo y superficial. El sistema venoso profundo discurre por el interior de la fascia (membrana que rodea a los músculos) y el superficial por debajo de la piel. Entre ambos hay conexiones. La función de las venas es devolver la sangre al corazón para lo cual se ayudan de unas válvulas que se abren y cierran facilitando la ascensión de la sangre. Cuando estas no funcionan bien aumentando la presión en las mismas se producen las varices, es decir venas dilatadas. Esta dilatación prolonga aún más la alteración de las válvulas con lo cual estamos en un círculo patológico. Las consecuencias: dolor, hormigueo, edema y en casos más avanzados, entumecimiento y calambres.

La genética, el sexo, con una mayor incidencia en el femenino, y la edad, son factores que no podemos modificar, pero en cambio el exceso de peso y el tabaquismo sí que son factores en los que evidentemente podemos incidir para eliminarlos. Por otra parte, los trabajos que obligan a estar muchas horas de pie, o bien las mismas sentado tampoco benefician a esta patología. En los meses de verano, además, el calor produce una mayor dilatación venosa así que ya tenemos el cuadro completo.

Independientemente de, si se consulta al medico o no, hay unas recomendaciones básicas como son el ejercicio (caminar, la opción más sencilla y al alcance de todos a la vez que económica), evitar el sobrepeso, el excesivo tacón y las medias compresivas.

La función de las medias compresivas es lograr una mayor presión en el tobillo disminuyendo a medida que asciende en la pierna. Para ello, hay varios niveles de compresión, desde la ligera, la normal y la fuerte. Opciones hay varias: pantys, media larga con una banda de silicona para sujetarse al muslo, media corta hasta la rodilla, sin puntera para quien no soporta la presión en los dedos o bien, las usa en verano con sandalias e incluso calcetín hasta la rodilla, una alternativa con mayor aceptación entre los hombres.

Desde luego, comentar que todas las profesiones de riesgo ya sea en el ámbito hostelero, comercial, administrativo o peluquerías deberían llevar las medias todos los días y desde el minuto uno nada mas iniciar el día. Esta recomendación puede sonar un poco ridícula, pero es cierto que muchas personas esperan a ponérselas cuando les empiezan a molestar las piernas y ya entonces estas están más inflamadas, con más edema. A nivel preventivo, insistimos, es la mejor terapia. En varias ocasiones, nos han reconocido que llevarlas supone llegar a casa después de la jornada laboral más descansado, sin la sensación de hormigueo en las piernas, menos “pesadas” lo cual se agradece a la hora de conciliar el sueño.Veinax

Otro hándicap que nos refieren es la dificultad para ponérselas, más en concreto en las de compresión normal o fuerte. Al hacer una mayor presión en el tobillo, la dificultad para pasarlas por el pie es más manifiesta. Si a esto le añadimos que las personas mayores tienen una mayor dificultad para agacharse el comentario “dame las ligeras que si no puedo” es habitual. Bien, para ello, existe un calzador de medias que facilita la operación además de unas recomendaciones nuestras en cuanto a la forma de hacerlo.

Y ya el último escollo, es el estético. Bien, es cierto, a mayor compresión la media es más tupida pero las casas comerciales cada vez más mejoran este aspecto. Vale, igual no las ves para una boda, pero lo habitual es que se lleven debajo de los pantalones y por ejemplo la media larga con banda de silicona es la alternativa más cómoda, eficaz y segura.

Marcas de medias hay muchas, cierto, como en todo. Nosotros ahora hemos apostado por la marca Veinax de DJO Global.  Y aquí tenemos la diferencia…que si valen para una boda. Sus medias son de microfibra extrasuave y resistente, con costuras extraplanas, aptas para pieles sensibles, con puntera más ancha para todo tipo de pies o sin puntera, con el tejido de la planta del pie y el talón reforzado y libre de látex. Unas características que les sitúa entre las mejores del mercado.  Y bueno las de boda…o no, llevan una fantasía en forma de rombo.

Esperemos que con estas explicaciones os animéis y a no buscarle inconvenientes a las medias compresivas. Si no estuviéramos tan seguros de su eficacia no insistiríamos tanto y nuestro ejemplo es la mejor prueba. Todas nosotras en la farmacia llevamos medias para trabajar. Y desde hace muchos años.

Toña Castán

Técnico en farmacia
Cuidando de los pacientes desde hace más tiempo que unas bodas de plata. Encargada de la parte de formación.
Toña Castán