En nuestra sociedad el cuidado de la boca y su higiene es ya un hábito adquirido desde tempranas edades y nadie duda de su importancia para un buen estado de salud.

A pesar de ello de ello una mala alimentación con exceso sobre todo de azúcares, el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo y un déficit de ingesta de agua influye en la aparición de enfermedades fungicidas, bacterianas o víricas o derivar a un cáncer de boca.

La caries dental se puede prevenir manteniendo de forma constante una concentración de flúor en el agua de boca. La OMS recomienda entre 0,7mg/l y 1,2 mg/l pero en nuestro país solo hay tres capitales de provincia que alcanzan el mínimo establecido.

Con estos datos los pediatras u odontólogos pueden recomendar suplementos con flúor para prevenir la caries desde los 6 meses de edad o bien en poblaciones con riesgo mayor.

La caries es una enfermedad multifactorial que implica interacción entre dientes, saliva y micro-biótica oral. Es una infección en la cual se acumulan las bacterias sobre la superficie del esmalte, evoluciona a partes internas y llega al tejido blando.

Salud dentalMantener una buena higiene en la boca es fundamental para para prevenir la caries. Esta pasa por utilizar un dentífrico con una cantidad superior de 1000 partículas por millón de flúor; por debajo de estas cantidades se considera que no tienen valor preventivo y suelen ser dentífricos para niños menores de 7 años. Lo habitual es que contengan 1450 ppm aunque marcas como FLUOCARIL o LACER contienen 2500 ppm pero son pastas para mayores de 12 años. Comentar también que es suficiente con una cantidad del tamaño de un guisante, más cantidad no garantiza mayor protección y supone un desperdicio. La higiene dental se complementa con el uso de hilo, seda o cinta dental para eliminar los restos de comida entre los dientes o si este espacio interdental es mayor existen los cepillos interdentales; estos son de diferente grosor para que se adapten a las necesidades de cada uno.

Completamos la higiene con un colutorio antiséptico. Estos no deben contener alcohol y si en su composición figura clorhexidina advertir que su uso debe ser limitado para periodos puntuales tras intervenciones dentales. El uso prolongado de este antiséptico cuyo uso es muy extendido puede amarillear los dientes. Tras el colutorio no debe enjuagarse la boca con agua ni comer o beber durante media hora para que la higiene sea totalmente efectiva.

Un problema también bastante extendido es la sensibilidad dental. Esta la sufre un 25% de la población adulta y supone la aparición de un dolor fuerte pero temporal tras la ingesta de comida o alimentos fríos o calientes. Ante esta reacción excesiva las pastas dentífricas específicas que existen en el mercado inhiben la trasmisión nerviosa que ocasiona el dolor al acceder a la pulpa dentaria.

Tanto las pastas como los colutorios además de llevar flúor en diferentes concentraciones pueden llevar cloruro de zinc que elimina el mal aliento, nitrato potásico para la sensibilidad dental, citrato de zinc que reduce la calcificación de la placa bacteriana, pantenol para la regeneración de la mucosa, vitamina E que neutraliza los radicales libres manteniendo la mucosa saludable, aldioxa que favorece la epitelización de zonas afectadas, el triclosán como conservante y antiséptico. También suelen llevar sacarina para darles un sabor agradable y otro edulcorante, el xilitol que apoya la regeneración del esmalte dental ya que hace que suba el pH de la boca y así el calcio y las sales fluoricas se introducen en las zonas débiles de la boca; también actúa como humectante.

Vitis

En farmacia tenemos además de las nombradas FLUOCARIL o LACER, dos marcas PHB o VITIS de reconocida calidad al tener tratamientos específicos para cada problema. Investigan, desarrollan y comercializan productos para mejorar la salud dental de todas las personas. En la página web del laboratorio Dentaid (Vitis) se puede comprobar los numerosos estudios que avalan su calidad incluso con videos muy interesantes. Desde el problema de la sensibilidad dental, la boca seca, el mal aliento, el blanqueamiento de dientes, encías sangrantes o el uso de irrigadores bucales, cepillos eléctricos… todos los aspectos para el cuidado integral de la boca están ampliamente cubiertos.

El laboratorio Dentaid tiene patentada la tecnología ¨Nanorepair¨ a base de nanopartículas de hodroxiapatita que rellenan las superficies irregulares del esmalte dental obteniendo una superficie más lisa y brillante formando una capa protectora para prevenir la sensibilidad dental. Esta tecnología la incluye en su pasta blanqueadora con acción antimanchas, antisarro, abrillantadora, anticaries y reparadora y una baja abrasividad pudiendo ser usada incluso a partir de los 7 años de edad. Hay que tener en cuenta que numerosas pastas blanqueadoras son demasiados abrasivas y pueden provocar sensibilidad dental así que debemos asegurarnos a la hora de elegir nuestro dentífrico tanto para este como para cualquier otro problema.

Finalmente comentar que la realización de una buena higiene dental con productos de calidad y evitando los malos hábitos alimenticios nos evitara estar entre el 30% de la que a partir de los 65 años no tienen dientes naturales.

Toña Castán

Toña Castán

Técnico en farmacia
Cuidando de los pacientes desde hace más tiempo que unas bodas de plata. Encargada de la parte de formación.
Toña Castán

Últimos artículos de Toña Castán (ver todos)