Hoy 24 de noviembre es el día mundial del dietista nutricionista (DN), supongo que muchos ni lo sabréis, ¡tranquilos! ya estamos nosotros para hacéroslo saber, pero… ¿sabemos que figura tiene un nutricionista en nuestras vidas? ¿si yo no necesito perder peso, para que voy a tener que recurrir a él?

Eloisa

Pues NO. Un DN no solo existe para cuando nos sobren unos kilitos de más y ponernos a dieta para estar finos en el verano o para entrar en esos pantalones que tanto me gustan… no. La nutrición como muchas otras, es una rama de salud, y es necesaria para tener una buena calidad de vida, ya sea para prevenir enfermedades, como para una vez teniéndolas poder ponerle un remedio e intentar mejorar dicha enfermedad. Todos los seres vivos necesitamos un suministro de energía para poder funcionar y llevar a cabo todas nuestras funciones, ya sean por fuera, como por dentro, y eso se obtiene gracias a la acción de alimentarnos, el alimento es nuestra gasolina, para poder funcionar desde el minuto uno del día hasta el final de él, incluso para poder dormir adecuadamente.

Por desgracia, la gente solo nos conoce cuando existe sobrepeso, una obesidad, o simplemente para perder peso y siempre va enfocado a una imagen y un valor en la báscula. Pero es mucho más que eso, una nutrición adecuada y llevar unos hábitos alimentarios saludables es un pilar fundamental en la prevención de numerosas enfermedades ya sean a nivel digestivo, como enfermedades cardiovasculares, físicas, mentales…no os podéis imaginar el papel que juega la alimentación en todos los procesos celulares, nerviosos y hormonales de nuestro organismo.

Pero para eso estamos, para ayudar a la población en todo lo que esté en nuestra mano, intentar que cada vez, sea más fácil alimentarse bien, educar desde los más pequeños a los mas mayores, ya sea por nosotros mismos o por personas que estén a nuestro cargo. Una prevención a tiempo nos salva de padecer numerosos problemas más adelante.

Y por otro lado…una buena alimentación, no solo es fruta y verdura, plancha y hervidos, no es castigar y no poder comer nada que nos guste, al revés, es aprender a comer de todo, a saber lo que nos conviene más o menos, a que tomar un dulce o comer fuera de casa de vez en cuando no es un pecado, es educarnos a comer de forma saludable dentro y fuera de casa y conocer los beneficios de dicha alimentación. Es muy fácil y como nutricionista os invito a interesaros un poco por esta rama tan bonita y si os dejáis aconsejar, ¡estaría encantada de hacerlo! Comer es un placer y hay que disfrutar de ello y más en España y sus maravillosos productos naturales. ¡Vivan los productos de la tierra!

Eloisa Sancho Cardiel

Nutricionista - "Somos lo que comemos, así que come feliz"
Encargada de la parte de formación. Responsable de la supervisión nutricional en pacientes polimedicados y apoyo en aquellos con problemas nutricionales.
Eloisa Sancho Cardiel

Últimos artículos de Eloisa Sancho Cardiel (ver todos)