Es bastante corriente el oír tanto a los medios de comunicación como a las autoridades sanitarias, hablar del, para mi mal llamado, gasto farmacéutico.

No conozco a nadie que se tome medicación para el colesterol, tensión, diabetes,…, por su color, su sabor, etc. Así mismo, tampoco conozco a ningún médico, que los prescriban por los mismos conceptos, sino que lo hacen por ser necesarios o bien para aliviar y/o curar las dolencias o bien para prevenir el que vayan a mas o puedan aparecer nuevas patologías.

Es por eso que no comprendo como permanentemente se habla de gasto, consumo excesivo, etc. Yo siempre he hablado, de que lo que todos estamos haciendo cuando tomamos medicamentos, es invertir en salud, no gastar, y esa inversión es muy pero que muy fundamental para nuestro bienestar. Lamentablemente, hay una parte importante de la sociedad a los que les parece excesivo toda inversión en salud, hasta que llega el momento en que la pierden, y en ese momento….

Todo lo anterior, está basado en datos concretos y en mi vivencia del día a día tras el mostrador de nuestra farmacia.

Estado farmacéutico actualEn la Provincia de Huesca, el importe que diariamente hemos invertido en salud a lo largo del año 2013, debido a los medicamentos adquiridos a través de las oficinas de farmacia comunitarias, es decir las que encontramos en muchísimos puntos de nuestra geografía, ha sido de 76 céntimos por persona. Si, han leído muy bien, 76 CÉNTIMOS, de los que la Administración Sanitaria, en nuestro caso la DGA, ha pagado 62 y los otros 14 los aportamos entre los pacientes a través de la aportación de las recetas y las farmacias por los descuentos que le hacemos a la DGA. Con este dato, no pretendo decir que habría que invertir mas, sino dar a conocer el dato exacto que a todos nos haga tener conciencia de cual es la realidad.

Estos 76 céntimos por habitante y día, es una cantidad muy inferior a la que invertimos en otros conceptos necesarios para mantener o mejorar nuestra calidad de vida, como son el teléfono, luz, cultura, prensa, bares,… Me podrían decir y seguro que me dirán, y ya lo han hecho algunos en el mostrador de nuestra farmacia, que es más placentero gastar o invertir en cultura y en muchos casos en restauración ( bares, restaurantes,..) o en ocio, que no en medicamentos. En estos casos, siempre contesto lo mismo, y es que todo es necesario, pero que si pierden la salud por no invertir ese mínimo necesario que nos garantice una buena calidad de vida, de nada nos va a servir el tener a mano el resto de posibilidades. Todo es cuestión de prioridades, pero como siempre, el tiempo siempre es el mejor juez de todas las cosas y el que pone a estas en su sitio.

Carlos Lacadena Azpeitia
En las redes

Carlos Lacadena Azpeitia

Farmacéutico enamorado de mi profesión desde muy niño, luchador en mil causas y muy implicado en la defensa del futuro de esta querida profesión
Carlos Lacadena Azpeitia
En las redes

Latest posts by Carlos Lacadena Azpeitia (see all)